Chipola: Bienvenido a mi blog de ARTE. Lo que hago, lo que me gusta y lo que quiero compartir contigo está esperando que le eches un ojo y aportes libremente.

Las modelos de los artistas

Frederick Leighton.- Joven

Hola, este es el tema del calendario de Contraplano de septiembre 2010.  Hay mujeres que han empujado el arte simplemente con su forma de ser y estar.  De provocar y crear arte simplemente respirando.  Tienen “un algo” para ello.

FONDO DE ESCRITORIO SEPTIEMBRE 2010

Bájate el fondo de escritorio y decora con una modelo única la pantalla de tu ordenador.

Esta mujer, “La Romana” del cuadro de FREDERICK LEIGHTON no pasa desapercibida porque crea inquietud y con su porte provoca una mirada reposada y analítica. Tienes que mirarla un rato.

Cejas, nariz, ojos y expresión hacen que quedes atrapado viendo el conjunto… y sobre todo los ojos. Por ello viene al pelo la frase de DOMINGO SALAMANCA cuando comenta que la “desdicha de dar con una mujer de estas es una suerte limitada a unos pocos”.

Ignoro dónde y cómo conoció Leighton a esta modelo que utilizó en varios cuadros. No sé si es su mujer, amiga, amante o empleada, si fue modelo habitual o simplemente una conocida que posó  para estos cuadros. Como he sufrido “su descarga”, he intentado bucear hasta donde he podido pero no hay ningún vestigio a mi alcance y no sé nada de nada. Adivino -estoy seguro-  que Frederick debió sentirse impresionado y aturdido por este semblante arrebatador.

Mira el cuadro a buen tamaño y otros en los que ella fue modelo.

LORD FREDERICK LEIGHTON-UNA MUJER ROMANA-La Nanna-1858-9-

LORD FREDERICK LEIGHTON Pavonia

Leighton.- Faticida

Del mundo de las modelos sabemos poco. Yo, que -humildemente lo digo- invento lo que realizo, me fijo mucho en la gente y veo personas que ignoran la gracia que tienen para sentarse, hablar, mirar o moverse…son como las mariposas, que no saben que son bellas. A veces si hablas con ellas descubres que son un simple trozo de carne bautizado, pero hay gente que transmite esa electricidad.

Sabemos de la capacidad de Renoir para  acercarse, convencer y hacer posar a desconocidas que le atraían. Sus compañeros impresionistas lo enviaban para conseguirse modelos. Sabemos de la tortura de Toulouse Lautrec con sus modelos alcoholizadas y chantajistas  y de la pasión hasta la locura de Modigliani con su compañera… o el trabajo de Degás para conseguir la pose de la oronda mujer del panadero… todas ellas poseían una especial atmósfera que merecía ser tratada por los mayores creadores de belleza en el mundo.

El papel de las modelos es tan grande que algunos cambiaron incluso de estilo de pintura al cambiar de modelo como veremos en un post de Renoir que voy a colgar aquí un día de estos…. Pero Leigthon, creador con mayúsculas e impulsor de varios momentos estéticos del arte de su época, auténtico pontífice y precursor de  prerrafaelistas, simbolistas y modernistas, en escultura y pintura,  imprimía carácter cuando elegía modelo, colores, tema o tratamiento.

Primero él, después la humanidad.

Su modelo sirvió de prototipo para unos cientos de pintores importantes… y sus obras abrieron puertas a otros.

Con 24 años pintó en Florencia “La procesión de la madonna de Cimabue a través del Borgo Allegri” con formato, teatralidad y estética absolutamente novedosas. Esa procesión está inspirada por los versos de Dante (al que retrató como espectador a la derecha) que era un gran admirador de Cimabue, el pintor que empezó a introducir algo de realismo y naturalidad en el arte de Siena y que como Juan Bautista, anticipó y allanó el camino al gran Giotto y todo lo que vino después.

Frederic Leighton.- Cimabue’s celebrated Madonna

De su valía y valentía nos habla el hecho de que por estos jóvenes años, codeándose con Ingres, Delacroix, Corot y Millet, arrancó Frederick por peteneras con otra estética distinta y distante de esas bestias pardas creativas irrepetibles.

Su escultura “Atleta luchando con una pitón” marcó las pautas de todo el movimiento esteticista y ornamental en adelante y ha sido el mayor exponente del movimiento New Sculpture.

FREDERICK LEIGHTON.- ATLETA LUCHANDO CONTRA UNA PITON

De este artista puedes ver cosas en abundancia por toda la red. Su casa en Holland Park, Londres se ha transformado en un museo, el Leighton House Museum.

(www.rbkc.gov.uk/subsites/museums/leightonhousemuseum.aspx)

Frederic Leighton.- PHOEBE

Lord Frederick Leighton.- Joven

A su aportación artística, siempre sorpresiva y novedosa hay que añadir un momento estelar muy curioso, seguramente único  en la vida de la nobleza. Fue declarado barón justo el día antes de que una angina de pecho se lo llevara por delante y al no tener hijos, a las 24 horas se anulo dicha baronía. De artista durará mientras haya humanidad pero no pudo durar menos de noble porque fue barón durante sus primeras 24 horas de cadáver. Después se borró el título.

Puedes ver dos trabajos con otra de sus modelos que justifican su título de artista sin fecha de caducidad.

Hablando de modelos es obligado hablar de la más grande de todas,

FRYNÉ.

Su sobrenombre (Fryné o Friné) quiere decir “sapo” seguramente para marcar con fuerza de forma contraria y de contraste su tremenda hermosura. Como llamar gigante al enano o guapo al horroroso. Fue una hetera griega, una especie de prostituta/dama de compañía sexual y cultural que realmente se llamaba Mnésareté, esto es, por seguir siendo literales, “persona que guarda la virtud”. Una especie de geisha.

Fue nada menos que la musa de Plaxíteles y sirvió como modelo para varias esculturas, algunas de diosas. Esta era su cara conservada en una copia de una obra de Plaxíteles… y es el canon de la belleza helénica más hermoso de todos.

AFRODITA KAUFMANN-MODELO FRYNÉ-

Más lista que el hambre, supo llevar una gran vida social y tener su incidencia en el entorno que vivía. Como ejemplo valga esta historia de la escultura  “Eros” del gran escultor, que ella donó a Tespias, su ciudad natal.

El artista ofreció a su modelo como pago por sus trabajos la escultura que más le gustara de todo su taller… pero Fryné, que se sabía campeona en su profesión de bella admirada sabía además de sus limitaciones estéticas… y ella quería la mejor obra. Le preguntaba al maestro sobre su obra pero este nunca respondía con claridad de cual era su obra mejor… por ello Fryné ideó un plan.

Le invitó a una copiosa cena en su propia casa y cuando ya estaba el ambiente alegre y relajado hizo entrar con gran estruendo a un criado gritando “¡Maestro Plaxíteles, hay un incendio en su taller!”. El maestro, aturdido por el vino, el escándalo y la noticia gritó dando un salto “¡Salvad mi Eros!”.

Así fue como Fryné eligió su salario, la mejor escultura y el mejor regalo para su pueblo.

Pero la mejor historia de Fryné

es el juicio que le hicieron

La sociedad griega tenía en el Aerópago su institución jurídica más elevada, una especie de “Tribunal Supremo” que administraba justicia inapelable que podía llevar a la muerte como pasó en el caso de Sócrates.

Precisamente Fryné fue acusada del mismo grave delito que acabó con la vida del sabio, la impiedad manifestada por sus comparaciones con la diosa  Afrodita. Realmente eran varios los escultores que contrataban a la modelo para reflejar la belleza en general  y todas las virtudes de la diosa más importante y sea porque las personas envidiosas la acusaron “de tenerlo muy creído” o porque la misma modelo alardeaba de ello, fue llamada al Aerópago para responder a estas acusaciones y otras de carácter religioso muy delicadas.

Plaxíteles, buen amigo de su Fryné, patrón y quién sabe qué cosas más, veía en peligro una de sus grandes fuentes de inspiración y contrató a Hipérides, el mejor abogado, el más locuaz y convincente de toda Atenas para que asumiera la defensa de su belleza más preciada.

Pero a pesar de emplearse a fondo el día de la vista, el bueno de Hipérides no quedó muy convencido de que su verbo fuera suficiente para salvar ese tesoro del juicio de viejos expertos en leyes. Y echó mano de su mejor arma, el amor y la belleza unidos en un alegato que no tiene paralelo en la historia de la judicatura. Tiró del manto de Fryné y la desnudó ante todo el consejo preguntando si se consideraba con tanto poder como para quitar al mundo el monumento más bello de la diosa Afrodita, vivo y en movimiento.

Por alguna extraña razón votaron por unanimidad a favor de dejar viva a Fryné porque el mundo estaba mejor con ella dentro.

Y por ello seguramente hoy sabemos de esta mujer que ha llenado con su gracia el mundo estético que conocemos.

JEAN LEON GEROME - FRYNE en el AERÓPAGO

Goza pues de la obra que JEAN LEON GEROME pintó sobre el tema  FRYNE en el AERÓPAGO y que refleja con una belleza explosiva el momento de la verdad del famoso juicio.

Bonito ¿No?

Dentro de unos días,  lo prometido de Renoir.

  • me han gustado muchisimo! espero que las vacaciones hayan ido bien! Yo ya he terminado la carrera! Así se que espero que si me necesitais para cualquier cosa no dudeis en contar conmigo.
    Un saludo y un fuerte abrazo

  • Muy buena e interesante tu entrada, Chip. Y justo hoy me comentaban en el blog que el cuadro Flaming June tiene el ropaje del mismo color que una flor que he publicado: como el fuego.

    Saludos

  • Tu blog son verdaderas clases de arte y de historia. Me encanta. Si este invierno es muy lluvioso y falto a mis clases de arte, contigo no las echaré en falta.
    Saludos

  • Ana, espero que llueva mucho.
    ¿Te mando el sobresaliente por mail?

  • Irene, me alegra lo de tu carrera.
    Te llamaremos si hay curro. No lo dudes.

  • Hola Elvira. Que sepas que te visito aunque no siempre escriba.
    Es cierto lo del color de la flor de tu blog y el cuadro del sueño.
    Y creo que me habría venido a la cabeza el remolino de color aún sin saber de ese comentario.

  • Ya estaba esperando que nos ibas a ofrecer este mes.¡Estupendo! y además con suspense. ¡Que arte el tuyo!
    Gracias.

  • Gracias Juan… te veo más listo y despierto.

  • Hola Chipola, efectivamente no nos conocemos personalmente aunque yo a tí sí, de vista ¿quien no ha oído hablar de Chipola en Molina?. Me alegra que te haya gustado mi trabajo, a mí también el tuyo, pues aunque sea distinto, en él se ve la mano del artista, enhorabuena.
    Como tú dices, volveré a visitar tu blog.
    Saludos. Antonio Verdú.

  • Gracias Antonio y bienvenido.
    Hablaremos.

You must be logged in to post a comment.